SEXTA PARTE CONCEPTO Y CATEGORIAS DE LOS TITULOS DE · PDF file390 TEORIA GENERAL DE LOS...

Click here to load reader

  • date post

    22-Jul-2018
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of SEXTA PARTE CONCEPTO Y CATEGORIAS DE LOS TITULOS DE · PDF file390 TEORIA GENERAL DE LOS...

  • SEXTA PARTE

    CONCEPTO Y CATEGORIAS DE LOS TITULOS DE CREDITO

    www.juridicas.unam.mx

  • CONCEPTO Y CATEGORIAS DE LOS TITULO S DE CREDITO

    SUMARIO: 270. Definicin del ttulo de crdito.~27I. Derechos cartulares ahstractos.-272. Derechos abstractos sin disciplina autnoma.-273. Derechos abs-tractos legalmente condicionados.-274. Orden y autorizacin.-275. Pluralidad de dc:rechos en un solo ttulo.-276. Criterio distintivo de los diversos ttulo~ abstractos entre S.-277. Ttulos regulares y ttulos irregulares.--278. Continuacin.-279. Ttu-los causales.-Libertad de emisin.-280. Continuacin.-281. Ttulos de Crdito y derechos rcales.-282. Distinciones ulteriores.-233. Titulos que implican pago de dinero, que implican entrega de mercancas, de particip:lcin.-284. Ttulos de p:l.go a largo plazo.-28S. Titulas de entrega de mercancas.-286_ Diversas categoras.---287. Ttulos nacionarrs y cxtranjcros.-288. G:mtinuZlcil1.-~89. Ttulos pblicos y privados.-290. Ttulos civiles y mercantilcs.---2gI. Ttulos principales y acce

  • 390 TEORIA GENERAL DE LOS TITULOS DE CREDITO

    ttt,do; por otro lado, en la autonoma de la posicin de los titulares suce-sivos del derecho 1060

    Este concepto, substancialmente anlogo al de Vivante, bien puede decirse que es el concepto italiano del ttulo de crdito, porque la doctrina italiana tiene el cuidado de distinguir. constantemente los ttulos de crdito de los ttulos impropios.

    Pero como ya vimos, no pasa 10 mismo con las dems doctrinas 10fl1. Tampoco hay obstculo lgico para la adopcin de un concepto ms

    amplio, porque nada impide aplicar el nombre de "ttulos de crdito" a una categora ms amplia de documentos, en la cual se distinguiran aque Uos a los que la doctrina italiana aplica tal denominacin "106:!.

    Mas la importancia que las caractersticas arriba indicadas revisten en la disciplina prctica, en virtud de su concordancia con la funcin econmica especfica de la circulacin de los derechos, y la diferente reglamentacin que realmente observamos. cuando comparamos los ttulos propios con los impropios, justifican, como vimos, la adopcin del concepto italiano del ttulo de crdito y su oposicin al ttulo impropio.

    Concebido de este modo, sin comprender los ttulos impropios, resulta una categora lo suficientemente amplia para dar lugar a numerosas dis-tinciones 1063.

    En el mismo sentido cL en el dC'recho brasileo a Carvalho de Mendonfa~ pg~. 47 Y 57

    Un resumen de algunos de los conceptos fundamentales desarrollados en este volumen, se puede leer en mi ensayo en la Rivista di diritto commerciale J 1933, 1, p. 133, en la nota final a las pgs. 154-I57.

    10B1 eL m. 15. 16, 159, 160 j en reb.cin Con la doctrina brasilea tambin los ns. 94, 117 Y 283.

    1Il6~ Vimo~ que este es el caso en la doctrina alemana j cL ns. IS, 159 y 16Q. 10GI En efecto, lgicamente no habra obstculos para adoptar un concepto menos

    amplio del que se sigue en este volumen. Es lo qur. pasa en las doctrinas francesa, brasilea, norte-americana, aunque confrme a criterios distintos. Pero la existencia de principios bsicos jurdicos, comunes a todos los ttulos que caben dentro del con-cepto indicado en el texto, as como la concordancia de estos principios con la fun-cin econm'ica. de la circulacin de los derechos, dtmuestra lo inoportt:no de adoptar un concepto ms restringido, aunque sea posible y oportuno distinguir, en el mbito de los ttulos de crdito o ttulos-valores, diversas subespecies.

    En efecto, tanto el examen de la doctrina francesa (sobre la distincin entre effets de commerce y voleurs mobilieres', cuanto el de la doctrin:l brasilea (sobre la distincin entre ttulos de crdito propiamente dichos y ttulos de crdito impropios, segn se liguen o no a una operacin de crdito), cuanto el de la doctri;,a norte-americana (sobre la distincin entre negotiable y quasi negotiable instruments) d('mues-tra que al final se tr:)ta de subdistinciones en el .mbito de un .. categora sujeta a principios jurdicos bsicos, constantes. Estos principies bsicos constantes se vinculan

  • CONCEPTO Y CATEGORIAS DE LOS TITULOS DE CREPITO 39 1

    y en verdad, uno de los fines perseguidos por las consideraciones que se hicieron en los pargrafos anteriores, fue demostrar la variedad de los problemas que derivan de los ttulos de crdito y analizar, por separado, todas las funciones del ttulo.

    Por eso fue que nos detuvimos en la distincin entre ttulos de crdito abstractos y causales y sobre la diversa ley de circulacin de los ttulos nomi-nativos) a la orden y al portador.

    Sin embargo, independientemente de la abstraccin de la causalidad del derecho cartular, as como independientemente de la ley de circulacin del ttulo, los ttulos de crdito dan oportunidad a varias distinciones.

    A estas ltimas nos referiremos en seguida:

    27 l.-La prctica actual de los ttulos de crdito, ante todo nos muestra aquellos que dan lugar al derecho abstracto y reglamentado en forma aut-noma, para obtener un pago en dinero.

    Tal es el derecho contra el aceptante de una letra de cambio, contra el emitente de un pagar, o contra el emitente de un cheque circular.

    Muy semejantes en su estructura son 105 ttulos de crdito cuyo titular tiene derecho a la entrega de cierta cantidad de mercancas, indicadas gen-ricamente, como en el billete de merca,ndas.

    272.-AI lado de estos ttulos, se deben considerar aquellos cuyo titular igualmente tiene un derecho abstracto al pago de una suma de dinero; mas es un derecho que no se encuentra reglamentado con autonoma, quedando sujeto a las reglas del mutuo 10G4.

    273.-Dcspus encontramos derechos cartulares cuyo objeto es la obten-cin de un pago 1OG5, pero subordinado a la falta de asuncin o a la falta de

    a la funcin econmica de la circulacin (cL ns. 12, 15 Y 21). Las dems funciones econmicas (a las cuales se vinculan las orientaciones francesa y brasilea, a su vez distintas entre s), -en relacin con los ttulos de crdito o ttulos-valores-, se pueden satisfacer, si se satisface la exigencia de la circulacin de los derechos, pues es en sta en la que se basan los principios jurdicos fundamentales, peculiares de los ttulos de crdito o ttulos-valores, y por eso ('s natural que el concepto de crdito o ttulo-valor debe ab.:lrcar todos los ttulos sujetos a esos principios, a pesar de la importancia y oportunidad de hacer subdistinciones.

    ce. antes. n. 142. Estos ttulos, a distincin de los anteriores, no son "in de-pendientes"; d. n. 30.

    lOO.6 En el sistema dE'1 cdigo, en dcterminadJ.s hiptesis, el objeto del derecho de regreso era el otorgamiento de una fianza. La ley francesa (art. 14 7 dd cad. de como en la redaccin resultante dd decreto de 30 de octubre de 1935), aunque admite, de acuerdo COIl la convencin internacional, la posibilidad de pcr.>cguir el cobro, tambin en algunas hiptesis de rcgiTso ant('~ del vencimiento, en algunos casos admite-la posibilidad de plazos de tolerancia. En el daecho brasileo ef. arto 19, D. n. 2044.

  • 392 TEORIA GENERAL DE LOS TITULOS DE CREDITO

    pago 106' de una obligacin que se acostumbra llamar directa (d. n. 248); es de esta naturaleza el derecho de regreso en los ttulos cambiaras.

    Largamente se ha discutido sobre la naturaleza de este derecho y -:on frecuencia se ha afirmado (Vivan!e) que la obligacin relativa es la obli-gacin de garanta conexa con la promesa hecha por tercero.

    Histricamente esta tesis no es del todo exacta. Originalmente, el cndosante de una cambial asuma con el endoso una

    obligacin directa con el endosatario, mediante la confesin de valor recibido, obligacin que, derivando de aquella confesin, no tena los caracteres de una obligacin de garanta lOG7,

    Actualmente, el derecho de regreso constituye un derecho abstracto, y por eso mismo no es posible su asimilacin rigurosa al derecho de garanta por un tercero.

    1.0 que en realidad sucede es que el derecho de regreso, sin duda, satis-face una funcin de garanta y su ejercicio Ilueda sujeto a condiciones es-peciales (cf. antes n. 140). Las condiciones a que se sujeta, son precisamente (como en la garanta de un tercero) 1068 la falta de aceptacin o la falta de ejecucin de la obligacin directa 1060.

    274.~En muchas hiptesis, el ttulo contiene una orden o una autoriza-cin (a su titular, para recibir; o a su destinatario, para pagar), como pre-cisamente sucede en la letra y en el cheque 10,0.

    lOCo

    100T CL Grnhut, Welchselrecht, vol. 1, pg. 87. 100' En realidad -y ste es el elemento de verdad en la tesis que asimila la

    posicin del obligado de regrcso al de quien promete el hecho de tercero- el con ttnido de la obligacin es idntico en las dos hiptesis.

    1\.fas en el derecho italiano. la promesa de tercero es caural; en cambio. la obligacin del obligado dc regreso es abstracta.

    Por cierto que la promesa del tercero se podra disciplinar como una obligacin abstracta, pues se prestan a su reglamentacin COlll0 negocios abstractos, precisamente todos los negocios de "segundo grado" y los "solutorios", que exactamente por eso revelan analogas con el negocio cambiaria; sin emb:ugo, esta no es la sduci';n del derecho italiano.

    ",,:!! O los dems casos del artculo 5e de la ley it3.liana (43 de la Convencin). que se vinculan al concepto de la. improbabilidad de la ac'-"ptacin o del pago.

    lOTO Como es evidente, en ("sta. "orden" se debe reconocer el origen de la ten-dencia a construir la. teora del ttulo de crdito, b

  • CONCEPTO Y CATEGORIAS DE LOS TITULO S DE CREDlTO 393

    Tal orden loa, justamente va acompaada de la obligacin de regresQ que hace poco se indic. Por esto, aunque en su aspecto formal se vislUl~l~~t:: una "firma", parece ms correcto considerar que esta orden se acompaa de una "promesa" 1072

    que se debe h3.ccr y se transmite con la tran~misin d