Cartografias Del Cuento

Click here to load reader

  • date post

    21-Oct-2015
  • Category

    Documents

  • view

    142
  • download

    7

Embed Size (px)

Transcript of Cartografias Del Cuento

  • ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 1

  • ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 2

  • CA RTO G R A F A S D E L C U E N TOY L A M I N I F I C C I N

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 3

  • ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 4

  • CARTOGRAFASdel cuento y la minificcin

    L A U R O Z AVA L A

    R E N A C I M I E N T O

    I L U M I N A C I O N E S

    S E V I L L A M M I V

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 5

  • Lauro Zavala 2004. Editorial Renacimiento

    Depsito Legal: S. 95 ISBN: 84-8472- Impreso en Espaa Printed in Spain

    Coleccin ILU M I N AC I O N E S(Filologa, crtica y ensayo)

    11

    Director:

    ANTONIO FERNNDEZ FERRER

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 6

  • PRLOGO

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 7

  • ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 8

  • E STE libro es producto del placer de la lectura. Su objetivoes contribuir a la intensificacin, preservacin y multipli-cacin de ese placer. Por supuesto, hablo del placer de leerbuena literatura. Es por eso que los escritores pueden leer este librosin temor a llegar a saber demasiado acerca de la escritura. Labuena literatura nunca es producto de la aplicacin de reglas. Asque el conocimiento de determinados elementos de la escriturapuede ser una forma, entre otras, de la recreacin.

    Este libro est dirigido a los escritores y a los lectores de cuentos,pero tambin, y de manera especial, a los curiosos. Para todo ellos, lalectura de estos trabajos puede ser una ocasin para recrear, informary sistematizar aquello que todo escritor y todo lector intuye acerca delcuento literario. La transicin entre el momento en el que se tieneuna idea vaga y el momento en el que se tiene un conocimiento pre-ciso acerca de las caractersticas que distinguen un tipo de cuento deotro, puede ser un proceso placentero en s mismo, independiente-

    9

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 9

  • mente de las consecuencias que ese conocimiento puede tener en la lec-tura y en la escritura.

    En otras palabras, un autor de cuentos no se convertir en unmero artesano, capaz de escribir cuentos a voluntad, por el solohecho de conocer los elementos que distinguen a una narracincorta de un cuento literario. En sentido opuesto, un lector ingenuotampoco se convertir en un cuentista por el solo hecho de conocerlo que distingue a una narracin corta de un cuento literario.

    Adems del talento y la disciplina, la creacin es algo que norequiere el conocimiento preciso de las reglas que la hacen posible,sino una disposicin hacia la creacin. Para qu leer entonces unlibro como ste? Para disfrutar el placer de leerlo, es decir, comotodo aquello que vale la pena, porque es un fin en s mismo, comobeber agua cuando se tiene sed.

    Para algunos, leer es algo tan natural como respirar. Es unaactividad que se realiza todo el tiempo. Se lee el universo como selee una pgina impresa o una pantalla de internet. Aunque nohaya textos escritos a la vista, se puede leer un rostro, un trozo demadera, una voz, un gesto. Un libro que trata acerca del cuento,esa condensacin de lo vital, debe ser un libro legible, es decir,amable con el lector; debe ser una especie de bitcora de lectura,pero de la lectura que cualquier lector puede hacer de su experien-cia vital.

    As, este libro es producto de un acto amoroso. Un amante siem-pre quiere saber todo acerca de aquello que ama. Durante muchosaos he fatigado bibliotecas buscando todo lo posible acerca delcuento. Y este libro es una consecuencia de ese deseo. Se trata de lalujuria del saber. Espero que los lectores encuentren que su lecturaes un acto gozoso.

    Qu mejor homenaje se puede hacer a un cuento que leerlo?Los trabajos que siguen, si realmente son un homenaje al cuento,

    10

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 10

  • deben transmitir ese gozo, con disciplina y sealando nuevas posi-bilidades para la lectura. Si el lector puede ir de estos modelos a loscuentos de manera natural, es que se ha realizado la fusin entreambas formas de lectura.

    Estamos hablando de la poscrtica, es decir, una forma de inter-pretacin que es una creacin por derecho propio, y que toma a lostextos de creacin narrativa como la materia prima para crear susficciones. Si toda creacin tiene algo de metaficcin, los textos deteora, anlisis, didctica e historia literaria son ficciones por dere-cho propio.

    Entremos ahora al goce de estas ficciones.

    LAURO ZAVALA

    11

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 11

  • ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 12

  • ESTUDIOS SOBRE FICCIN

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 13

  • ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 14

  • LOS PARADIGMAS DE LA FICCIN CONTEMPORNEA

    E N este apartado propongo reconocer una serie de elemen-tos formales que permiten distinguir entre la esttica cl-sica, la moderna y la posmoderna.Los elementos que sealo a continuacin pertenecen a un terre-

    no comn a diversos campos de la produccin simblica, ademsde la narrativa literaria. Este modelo puede ser utilizado en refe-rencia a la narrativa cinematogrfica, el discurso sartoriano, lainteraccin proxmica o los procesos de recepcin cultural. Sinembargo, el inters en este proyecto consiste en utilizar este siste-ma para el reconocimiento, en la siguiente seccin, de los elemen-tos distintivos del cuento clsico, el moderno y el posmoderno.

    El sustento bsico para esta argumentacin consiste en la opo-sicin entre los paradigmas de lo clsico y lo moderno. Desde estaperspectiva, la tradicin clsica puede ser definida como estable, ydepende de la intencionalidad del autor. La tradicin moderna,en cambio, se sustenta en el concepto de ruptura y est ligado a la

    15

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 15

  • recreacin permanente en el uso de los cdigos. Lo clsico es pro-piamente tradicional, mientras lo moderno, como ha sealadoOctavio Paz, establece una tradicin de ruptura.1

    La vida posmoderna es una forma de mirar los textos

    LA cultura posmoderna consiste en una yuxtaposicin de ele-mentos que originalmente pertenecen a ambas tradiciones (clsi-ca y moderna), y la existencia de este paradigma ha sido recono-cida cuando surge en la discusin la dimensin poltica de quieninterpreta los textos culturales, ya sea un lector, un espectador, unvisitante, un escucha o un consumidor de signos de cualquierclase. La discusin sobre las polticas de la interpretacin seencuentra en la mdula de las discusiones sobre esttica posmo-derna.2

    Aunque la cultura posmoderna consiste bsicamente en unamanera de interpretar los textos de las tradiciones clsica y moder-na, por razones estratgicas (con fines expositivos), en algunoscasos es conveniente tomar la consecuencia por la causa, es decir,

    16

    1. Al estudiar la poesa moderna, Octavio Paz seala: A pesar de la contradiccinque entraa, y a veces con plena conciencia de ella (...), desde principios del siglopasado se habla de la modernidad como una tradicin y se piensa que la ruptura esla forma privilegiada del cambio. Los hijos del limo. Barcelona, Seix Barral, 1974,16.

    2. En su trabajo sobre las polticas de la representacin artstica, Linda Hutcheonseala que (...)

    fiction and photography (are) the two art forms whose histories are firmly roo-ted in realist representation but which, since their reinterpretation in modern for-malist terms, are now in a position to confront both their documentary and for-malist impulses. Cf. The Politics of Postmodernism. London, Routledge, 1989, 7.

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 16

  • considerar la existencia de algo que podemos llamar objetos (tex-tos, narraciones) de carcter posmoderno. Sin embargo, en todoslos casos es necesario recordar que, en trminos estrictos, no haytextos posmodernos, sino tan slo interpretaciones posmodernasde los textos.3

    La dimensin posmoderna de un texto o de una interpretacinintertextual posmoderna consiste, precisamente, en la superposi-cin de elementos clsicos y anti-clsicos. As, por ejemplo, esposible resemantizar un texto clsico al asociarlo con otros textosmodernos (o resemantizar un texto moderno al asociarlo con untexto clsico), produciendo as una yuxtaposicin que llamamosposmoderna a partir de esta mirada asociativa. Es en este senti-do que se puede afirmar que la lectura posmoderna de un textocultural es responsabilidad de las asociaciones intertextuales que ellector proyecta sobre ese texto.

    sta es una de las razones por las que ha sido necesario hablarde narraciones (o muestras de arquitectura, msica o cualquierotra clase de texto) paradigmticamente posmodernas. Esta nece-sidad es parte de la herencia moderna, es decir, la necesidad decreer en los textos o en los autores, en lugar de confiar en nues-tros propios procesos de interpretacin y asociacin, a partir denuestra experiencia de lectura y de nuestra memoria semitica.4

    17

    3. Niall Lucy, en Postmodern Literary Theory. An Inroduction (Oxford, Blackwell,1997) advierte: Criticisms task is not to arrive at the correct reading of a literaytext, but to account for the critical differences between different readings of indi-vidual texts which can be said to occur within those texts themselves (p. 128).

    4. Ms an, Gregory Ulmer sostiene que la teora no es slo la ms interesantede las formas literarias contemporneas, sino que es la manera mejor adaptada parasalir del callejn sin salida al que llegaron los movimientos modernistas en las artes(n8, p161). En ese sentido, nuestra forma de leer todava requiere encontrar ciertosrasgos en los textos, en lugar de confiar en la diversidad de aproximaciones que son

    ZavalaMaqueta 5/5/04 14:28 Pgina 17

  • De acuerdo con lo anterior, en lugar de textos posmodernosdeberamos hablar sobre las formas pos